martes, 3 de junio de 2014

ÉL MATÓ A UN POLICÍA MOTORIZADO + TEMPLES - JORNADA INAUGURAL PRIMAVERA SOUND (FÓRUM DE BARCELONA) 28/05/14


Este año por un tema meramente preferencial en cuanto a inversión económica, he preferido no ir al Fòrum de Barcelona para disfrutar de ese festival cada vez más mastodóntico llamado Primavera Sound. La programación tenía buena pinta, pero analizándolo bien, tampoco compensaba el pago porque muchas de las bandas incluidas eran totalmente desconocidas para mi, otras tantas las había visto en alguna otra ocasión y las que no estaban en un grupo u otro, sencillamente no eran de mi agrado. Sin embargo sigo siendo un defensor de este concepto musical y creo que es un evento que hay que vivir, a pesar de que desde mi humilde punto de vista, haya ido perdiendo el encanto conforme ha ido creciendo. Nombres muy importantes han copado la lista de atracciones, con Arcade Fire, Nine Inch Nails, Neutral Milk Hotel, Pixies, Queens Of The Stone Age, Slowdive y The National, como teóricos cabezas de cartel, y claro, con eso se logra un incremento de beneficios sensacional para los organizadores, pero para los nostálgicos que nos gustan las cosas en pequeños tarros de esencias y sin aglomeraciones que nos quiten el oxígeno, pues es un poco estresante. Escenarios a rebosar, apariencia modernista, coincidencias de horarios entre formaciones similares que rompen el alma, y la pereza de la vuelta a casa a horas intespectivas desde la otra punta de la ciudad con irregular combinación de transportes, son otros factores que me han echado para atrás.

Bueno, a pesar de todo lo que digo, no quise desaprovechar la oportunidad de ir a ver a alguna de las bandas que la organización del festival había programado de forma gratuita a modo de presentación y piedra de toque de lo que estaba por venir en este fin de semana largo que hemos dejado atrás, así que me puse en contacto con mi buen amigo y compañero de equipo, Nico, a sabiendas de nuestro gusto compartido respecto a sus paisanos de Él Mató a un Policía Motorizado y le propuse acercarnos al Fòrum con la sana idea de disfrutar de la oferta que incluía aparte de la banda de La Plata  (Argentina), a los británicos Temples, el belga Stromae, la estadounidense Sky Ferreira y sus compatriotas Holy Ghost!. Una propuesta variada que atrajo a un numeroso público que llenó el que tenía que ser el escenario principal de esta edición, el ATP, donde han actuado durante el fin de semana, varias de las perlas citadas unas líneas arriba.

Con lo que no contábamos era con que caería el gran diluvio universal y que el agobio haría mella en nosotros lo suficiente como para plantearnos pasar olímpicamente de los tres últimos y volvernos a casa, no obstante, saciados por haber gozado de la maña de los dos primeros, que nos brindaron sendos shows la mar de correctos y con puntuales momentos de emoción al ritmo de las gota de lluvia. Llegamos casi con el tiempo justo tras completar el largo trayecto en metro que separa nuestro hogar de la ubicación del PS, y nos colocamos en buen sitio para presenciar el recital de los platenses, que dieron un repaso exhaustivo al que todavía se conoce como su último trabajo de estudio, 'La dinastía scorpio' (con algo de espacio para cortes sueltos de su trilogía de Ep's), editado hace un par de años y que les ha dado una reputación progresiva suficiente como para ser reclutados para este prestigioso festival casi de forma fija, algo que solo pasa con Shellac. Ecos de The Strokes, Ramones, Sonic Youth, The Velvet Underground, Pixies y Weezer, asoman por el discurso de este cuarteto que sin embargo suena enérgico y accesible por si mismo, tirando de estribillos tan pegadizos como reiterativos, que ofreció un directo estupendo.

No faltaron sus canciones más celebradas y demostraron estar en plena forma sin prestar demasiada atención a la inclemencias de tiempo. Refugiados en los paraguas, los presentes bailamos a su ritmo coreando sus letras y aunque nosotros no fuimos dos de ellos, estoy completamente convencido que muchos de los asistentes repitieron experiencia los dos días venideros, ya que los muchachos se quedaron en la ciudad para repetir actuaciones en dos puntos distintos, en petit comité, quizá donde más a gusto se sienten, a pesar de que ante las masas se mueven como pez en el agua, principalmente por el carisma desenfadado de su vocalista, Santiago 'Motorizado' Barrionuevo, que si bien interpreta el repertorio con fuerza, a la hora de comunicarse con el público es manso y reposado como ese buen colega que te aconseja frente a la barra en tus días de reflexión filosófica. Sin grandes florituras Él Mató A Un Policía Motorizado, ofrecieron durante cerca de sesenta minutos, un asado jugoso.

Abrieron la lata con "Nuevos discos", con esa distorsión rasgada y esa condición de himno grande, ideal para un marco como el que nos ocupaba. Pronto la voz se apoderó del ambiente y se borró de nuestra mente que hacía un día asqueroso que nos iba a romper la armonía. Enseguida vino a mi cabeza el "Tom Courtenay" de Yo La Tengo, quizás por la breve similitud que tiene esta pieza con la de los de Hoboken (New Jersey), en su núcleo, y antes de que pudiera asimilar ese perfecto inicio ya sonaba "Más o menos bien", que podría encajar en cualquier obra de Black Francis en solitario. A partir de ahí, desplegados ya los primeros acordes, una audiencia conectada entonó los estribillos de "Chica de Oro", temas que dieron paso a "Mujeres Bellas y fuertes", momento en el que el guitarrista Gustavo 'Niño Elefante' Monsalvo, se lució con sus punteos. Los espíritu del indie-rock de los 90's planeaba sobre el cielo agitando las nubes y caía un fuerte chaparrón de nostalgia que a ratos daba una tregua para que el menda pudiera sacar alguna foto o grabar algún vídeo con su pulso de octogenario, y mientras me ponía a la faena llegaba "Mi próximo movimiento", el primer guiño a su pasado, una delicia rítmica que guarda similitudes con los primeros Los Planetas (de hecho J, líder de los granadinos, se declaró fan de la banda hace unos años), y que posee un texto muy mordaz, y tras una dosis elevada de 'pa-pa-pa-ra-bas', llegó la recta final, cerrando con "Yoni B",fin de fiesta apoteósico y preludio para Temples, dando un pequeño margen para refrigerarse con una cerveza.

Poco hubo que esperar a la puesta de escena de estos bravo psicodélicos de Kettering (Inglaterra), que se presentaron sin mediar palabra con "Colours to life", séptimo corte de su reciente y único álbum editado hasta la fecha, 'Sun structures', en el que como era de preveer, basaron su bolo. La música de estos veinteañeros con ganas de comerse el mundo y que vienen a ser la última sensación surgidas de las Islas, navega entre el rock sesentero y el setentero, desde la armonía a la distorsión controlada y prosiguieron su actuación con unas breves palabras de James Edwards, su alma mater, que muy gafe él, dijo que con esa llovizna se sentía como en casa (yo creo que más bien nosotros nos sentíamos como en su casa, porque no estamos acostumbrados a hacer honor a eso de 'hasta el cuarenta de Mayo no te quites el sayo') mirando de reojo el color gris metálico que cubría el cielo para pasados unos pocos minutos tener que acelerar para terminar con lo previsto debido al panorama brutal chubasco que obligó al personal a cobijarse bajo la gran pérgola del recinto que tapa el supuesto merendero, mientras los canalones del enorme parapeto se convertían en amenazantes cascadas. Pero antes de ese triste desenlace que nos quitó las ganas de seguir disfrutando de la velada, se esmeraron en repasar sus canciones con brillantez.

No faltó nada, ni la electrizidad chispeante de "Shelter song", ni la sobriedad épìca de la homónima "sun structures", la belleza de "The golden throne", esos devaneos glam a lo T-Rex de "Keep in the dark", la sutilidad de "Move in the season", la potenica de "Mesmerise", o ese sabor floclórico de "A question isn't answered", que a mi personalmente me evoca la mística del "Innuendo" de Queen, por rara que suene la comparación. Una verdadera lástima no haber podido presenciar su solvente trabajo sobre las tablas por culpa de la gracieta divina. Inevitable fue acabar mojados como pollos, porque la intensidad con la que caía hacía inútil el uso de protecciones (chubasqueros, paraguas...ya me entendéis), pero cuando paró aún tuve ganas de acercarme a ver el inicio de Stromae, del cual no sabía absolutamente nada y que en vistas de lo que he leído por ahí, gustó y mucho, aunque hay que decir que el ochenta por ciento de los presentes eran paisanos suyos y doy por hecho que allí es un fenómeno mediático porque la gente se volvió loca cuando apareció. A mi la verdad es que no me cautivó lo más mínimo, cuestión de gustos, supongo, pero me recordó más a cualquier artista de Eurovisión que a nada que me pueda llevar al oído sin prejuicios. Y eso fue todo, amigos. Me queda la afilada espina de que por culpa de la cobertura y mi nula habilidad para buscar gente entre la multitud no pude ver al gran Miguel Arribas, habitual lector de este blog, con el que había quedado, pero no importa, porque seguro surgen mejores ocasiones. Por él, previa conversación telefónica, supe que Sky Ferreira estuvo floja merced a un sonido pésimo y que Holy Ghost! valieron mucho la pena. Respecto al resto de lo que se dio en esta edición del Primavera Sound, pues solo decir que una vez más ha dado beneficios económicos a los jerifaltes del mismo y emocionales a los que acudieron, así que todos contentos.


cobijarse bajo la gran pérgola del recinto, mientras los canalones del enorme parapeto se convertían en amenazantes cascadas.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2152508/0/concierto-epico/temples-apertura/primavera-sound/#xtor=AD-15&xts=467263
La propuesta de estos veinteañeros bebe de esos sonidos que cruzaron las décadas de los sesenta y los setenta, desde la armonía a la distorsión controlada

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2152508/0/concierto-epico/temples-apertura/primavera-sound/#xtor=AD-15&xts=467263
La propuesta de estos veinteañeros bebe de esos sonidos que cruzaron las décadas de los sesenta y los setenta, desde la armonía a la distorsión controlada

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2152508/0/concierto-epico/temples-apertura/primavera-sound/#xtor=AD-15&xts=467263
La propuesta de estos veinteañeros bebe de esos sonidos que cruzaron las décadas de los sesenta y los setenta, desde la armonía a la distorsión controlada

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2152508/0/concierto-epico/temples-apertura/primavera-sound/#xtor=AD-15&xts=4672

4 comentarios:

  1. http://www.mediafire.com/download/z897c7152532ti1/Bongley_Dead_-_Demo_n.3_(2014).rar

    ResponderEliminar
  2. Mi è piaciuto il tuo album. Ho finito il mio primo ascolto e che ho impressi nella mia mente le sue forti melodie. La ringrazio molto per avermi dato l'accesso alla vostra proposta e perdonare il mio italiano traduttore irregolare. Sapete dove trovarmi se volete in qualche modo sapere che la vostra proposta da questo umile blog.

    ResponderEliminar
  3. Es como si estuvieramos en plena Primavera....

    ResponderEliminar
  4. ..que la sangre altera, tocayo. Época de disfrute, terraza a la fresca y buena música, al menos hasta que el calor abrase.
    Un abrazo, figura!

    ResponderEliminar